Financiamiento de Empresas

Segunda parte: Fuentes de financiamiento no-tradicionales para empezar o expandir tu empresa

En el caso que un préstamo o una línea de crédito de tu banco no sea una opción para tu empresa, puedes investigar si las siguientes opciones te servirán.

Fecha de Publicación: 25 de octubre de 2016

Si te encuentras en posición para crecer y expandir tu empresa, es posible que necesites un poco de ayuda. En esta segunda parte daremos algunos ejemplos de financiamiento que podrían considerarse.

Los proveedores 

Se puede obtener crédito de los proveedores. Esto significa conseguir pagar la mercancía o servicios a 30, 45, o más días. Pero esta confianza se gana demostrando que uno es buen pagador y normalmente toma tiempo para que te vayan incrementando la línea de crédito y el plazo para pagar. Pero siempre es bueno desarrollar esta opción aunque no necesites dinero, ya que si algún día necesitas financiamiento, ya habrás establecido esa relación y confianza.

Los clientes

En cierto tipo de empresas se acostumbra pedir anticipos a los clientes, lo cual también es un tipo de financiamiento. Tal vez cuando se tiene que fabricar, construir, o diseñar algo especialmente para ese cliente, entonces se le puede pedir un adelanto de lo que le costará y, con esos fondos, adquirir los materiales o pagar la mano de obra o tu tiempo.

Empresas de arrendamiento o "leasing"

La idea tras esta opción es que estas empresas adquieren los equipos y maquinaria y, luego, los rentan a los usuarios. En ocasiones, al finalizar el término del contrato existe la opción de comprar este activo a una cantidad preestablecida.

Una de las ventajas fiscales de esta opción es que la renta que se paga se puede deducir de impuestos en su totalidad. Además, si piensas cambiar el equipo y no te interesa quedarte con él, entonces podrías considerar esta alternativa. De todos modos, consulta a otros empresarios para que te ayuden a analizar esta opción. Una de las desventajas es que cuando se firma el contrato es muy difícil deshacerlo ya que te comprometes a pagar todas las mensualidades acordadas.

Factoraje o "factoring"

En el factoraje también hay diferentes variaciones, pero una de los más comunes es la siguiente. Las empresas de factoraje lo que hacen es comprar las facturas o recibos por cobrar. Por ejemplo: si fabricas muebles y cuando los vendes a las tiendas, éstas te pagan a 30 o 60 días, y tú necesitas dinero para seguir operando y pagando sueldos y materiales, entonces lo que puedes hacer es vender tus facturas por cobrar.

Estas empresas de factoraje te van a "adelantar" un porcentaje de las facturas el cual podría ser desde el 70% hasta el 95%, dependiendo del volumen, riesgo, y tiempo de la relación con ellos. Y luego cuando ellos cobran la factura te dan otra parte, quedándose ellos con una "comisión" la cual puede ir desde 1% mensual hasta el 5%, dependiendo de la empresa. Muchas veces este tipo de financiamiento es muy caro. Así que haz tu tarea e investiga las diferentes compañías y compara para decidir cuál te conviene.

Analiza cuidadosamente cada una de estas alternativas. En ocasiones se llega a utilizar varias de estas opciones de financiamiento al mismo tiempo. Siempre debes estar consciente de los costos de cada una.

También cuida tu historial de crédito (en inglés), paga tus obligaciones, y no dejes que éste te manche. El crecimiento de la mayoría de las empresas depende de la capacidad de adquirir crédito y esta capacidad se gana con el tiempo.

SHARE